fbpx
967 215 251

Si al cepillarte los dientes notas que te sangran las encías debes tomar una serie de precauciones. Toma nota de estos consejos para eliminar el sangrado y evitar que aparezca de nuevo.

  • Cepíllate los dientes diariamente: en muchas ocasiones cuando hay sangrado en las encías lo primero que se hace es dejar de cepillarse los dientes. Sin embargo, esto es un error, ya que la falta de higiene bucal puede empeorar la situación. El cepillado se debe hacer después de cada comida y con un cepillo de cerdas suaves.
  • Utiliza hilo dental: el uso de este ayuda a eliminar la placa bacteriana que se acumula entre los dientes.
  • Enjuague bucal: la mayoría de los casos de sangrado leve se pueden solucionar mediante la utilización de enjuague bucal, ya que este ataca a las bacterias causantes de la inflamación. Usa uno que no contenga alcohol.
  • Ve al dentista: el sangrado de encías es un síntoma de una enfermedad bucal, generalmente se trata de gingivitis. Por ello, deberías acudir al dentista para identificar cuál es la causa del sangrado y evitar que se agrave la situación. Cuanto antes sea la detección más fácil y rápida será la solución.
  • Mantén una dieta sana y equilibrada: evita los alimentos con alto contenido en azúcares, ya que estos aumentarían la placa bacteriana y empeoraría la situación.
  • Deja el tabaco: si eres fumador debes tener en cuenta que esto te hace más propenso a coger una infección y a que se inflamen las encías.

Todos estos consejos pueden ayudarte a reducir y evitar el sangrado de encías. Si bien, siempre es recomendable que veas a un especialista, especialmente si el sangrado es intenso ya que la enfermedad causante puede estar en un estado avanzado. No esperes a que se convierta en un problema grave para acudir al dentista.