fbpx
967 215 251

Existe la idea extendida de que es necesario extraer las muelas del juicio siempre, sin excepción, pero no es así. Se trata de un mito que a continuación vamos a derribar:

Qué son las muelas del juicio

A grosso modo podemos definirlas como los terceros molares porque son los últimos que salen en la mandíbula y son una herencia de nuestros antepasados. Como suelen erupcionar a partir de los 16-18 años, cuando tenemos “más juicio”, a pie de calle se bautizaron con dicho nombre. En el ámbito odontológico también las conocemos como las “muelas cordales”. Cabe decir que muy pocos pacientes por encima de los 30 años llegan a experimentar problemas que exigen la extracción de las muelas del juicio.

También es importante saber que no aparecen en todos los adultos ni tampoco erupcionan todas. Por ejemplo, hay quien nace sin ellas y otros que conviven con sus cuatro muelas del juicio sin inconvenientes. Así que tranquilo, no te asustes, si realizas tus revisiones periódicas en el dentista estará todo controlado y sabrás si es necesario extraer las muelas del juicio o no.

Cuándo retirar las muelas del juicio

Sí es necesaria la extracción en los siguientes casos:

  • Cuando producen dolor porque no pueden salir y se quedan retenidas.
  • Si su posición es incorrecta por falta de espacio.
  • En el momento en el que exista inflamación en la encía alrededor de los terceros morales.
  • Cuando causan infecciones o incluso caries porque las muelas salen sólo parcialmente. Generan una zona de tejido que complica la higiene bucodental y la limpieza diaria y, por tanto, se acumulan restos de alimentos.
  • Si el área se enquista, surge un tumor u otras complicaciones similares.
  • En tratamientos de ortodoncia puede hacer falta quitarlas.
  • Si la boca o la mandíbula no tienen hueco para acomodar a las cordales.
  • Si debemos realizar un tratamiento de implantología próximo a esta muela.
  • Cuando crecen torcidas y afectan al resto de dientes.
  • Si los daños afectan al hueso.
  • En el caso de que produzcan lesiones a las piezas dentales vecinas.

Cuando no es necesario extraer las muelas del juicio o cordales

Los terceros morales se pueden mantener intactos en estas ocasiones:

  • Si las muelas funcionan con normalidad.
  • Si las encías están sanas y no afectan a la salud bucal.
  • Si las muelas salen de forma correcta porque tienen espacio y se alinean con el resto de los dientes.

¿Cómo se extrae la muela del juicio?

En Crespo Dental seguimos 3 pasos básicos: exploración de la boca, anestesia local (la cirugía es indolora) y extracción de la muela del juicio.

Ahora, el único paso que tienes que dar tú es llamarnos si, como has visto, las muelas del juicio te producen molestias o dolor porque ha llegado el momento de extraerlas.

Si tienes más dudas, consulta con nuestro equipo de expertos en odontología con más de 30 años de experiencia.